La Finca de Duque está situada en plena naturaleza, a los pies de la sierra de Guadarrama en Sotosalvos, Segovia. 
Es un hotel rural de estilo solariego y está construido con materiales nobles de la zona.

Cada una de las  habitaciónes fue decorada con una personalidad única, conformada por una selección de mobiliario, telas y objetos de diversas procedencias y estilos para conseguir un ambiente acogedor, relajado y en armonía con la naturaleza.
El salón principal está diseñado para que el viajero pueda compartir un rato con familiares y amigos, es un ambiente cálido en donde se mezclan diferentes texturas en una paleta de color neutra con un toque de rojo y verde.